Runa Shimi

Hapitukuy

RUNA SHIMI.

Por: Marco León Siza

Actualmente las ciudades atraviesan procesos de migración campo-ciudad, donde los pueblos originarios con lengua y cultura son desplazados y reemplazados por la lengua y la cultura de poder, lo que conlleva a perder la lengua y la cultura.

Es urgente y necesario revitalizar la lengua dentro de las ciudades, dándole un carácter de estatus y prestigio, construyendo a través de ella conocimiento, motivación y uso, garantizando su transmisión familiar y por ende su vida y crecimiento.

Conscientes del momento político que atraviesa el Movimiento Indígena, representado en la CONAIE, creemos necesario reafirmar nuestra propuesta de crear Espacios Hegemónicos de Uso de Lengua Kichwa.

EL Kichwa en las ciudades.
Los procesos de desplazamiento campo – ciudad, generados por distintas condiciones sociales, significa además del traslado de las personas, también con ellas el de los elementos culturales tanto materiales como inmateriales y la lengua.

Actualmente en el Ecuador, más del 60% de la población vive dentro de las ciudades, mejorar las condiciones de calidad de vida parece ser el motivo principal.

Al iniciar nuevas dinámicas sociales en la ciudad, las características del pueblo pasan a ser desplazados. En principio el primer elemento desplazado es la lengua, al no ser esta parte de las funciones de uso[1] de la ciudad, quedando la lengua a un nivel familiar entre las personas recién llegadas, y además iniciando un nivel de diglosia con respecto al castellano, idioma oficial del Ecuador, constitucionalmente.[2]

La condición de las nuevas generaciones kichwas dentro de las ciudades, ha iniciado una nueva situación de diglosia[3] de la lengua. Dentro de las familias kichwas migrantes, se ha sustituido  la lengua Kichwa por el castellano, al ser esté el idioma de uso “oficial” dentro de las ciudades, las nuevas generaciones nacidas en la ciudad no reciben la trasmisión familiar del Kichwa.

Este corte de transmisión de la lengua se produce por la marginación y discriminación del pueblo Kichwa, ya que los propios hablantes en creencia de inferioridad prefieren no transmitir la lengua a las nuevas generaciones, pues esta es solo un sinónimo de sufrimiento y marginación, es mejor dominar el castellano ya que con esta lengua se podrá tener mejores condiciones de acceso y calidad de vida, además que los miembros de la comunidad lingüística Kichwa no han sido alfabetizados en el idioma originario, y los niveles de alfabetización en idioma castellano son muy precarios.

El contexto actual del Pueblo Kichwa dentro de las nuevas realidades urbanas es determinante en la decisión de la estrategia a generar para revitalizar la lengua, por lo expuesto y ante la debilidad de la lengua Kichwa dentro de la ciudad, vemos necesaria la estructuración espacios hegemónicos  de Uso de la Lengua Kichwa, como opción de revitalizar la lengua y equilibrar la situación de nuestro Pueblo Kichwa.

Contexto  de la Lengua.
El Kichwa o RunaShimi, es la lengua originaria que pertenece al pueblo originario más numeroso de América del sur, se estima entre siete y ocho millones de personas repartidas entre los actuales estados-nación de Perú, Bolivia, Ecuador, el norte de Argentina y Chile y el sur de Colombia. En el largo proceso histórico del Pueblo Kichwa, su historia ha sido distorsionada e incluso negada, impidiendo exponer los valores fundamentales que como pueblo tenemos, valores lingüísticos, culturales, históricos, económicos, políticos, etc.

Históricamente el Pueblo Kichwa, existió antes del aparecimiento de los Inkas con formas organizativas que facilitaron la instauración del estado Inka, donde se colocó al Kichwa como lengua oficial, permitiendo tener un principio de territorio, lengua, identidad y cultura.

Una de las particularidades del Pueblo Kichwa es haberlo reducido solo a la figura del estado Inka que apenas alcanza 350 años, no se reconoce la colectividad comunitaria y menos aún que todos los logros espirituales y materiales fue posible por la experiencia del Pueblo Kichwa. Basta decir que la presencia Inka desapareció casi por completo mientras la cultura Kichwa popular pervive en lengua, tradiciones, memoria colectiva.

Con la llegada de la conquista española se produce una ruptura histórica en la continuidad del Pueblo Kichwa, el exterminio del pueblo no logró incluso resolverse con la llegada de las fronteras de varios estados nacionales, desde la conquista española se ha reprimido la lengua, la cultura, la identidad y la pertenencia a un estado propio. La estructura de clase de la sociedad resulto coincidente con la estructura étnica. Los Kichwas pasaron a ser campesinos, obreros, mineros, amas de casa, vendedores ambulantes, duramente explotados.[4]

Pese a todos los intentos de aniquilación que ha sufrido el Pueblo Kichwa, este no ha logrado desaparecer. Durante toda la historia a partir de  la conquista española, diferentes sublevaciones se han dado incluso hasta nuestros tiempos actuales, exigiendo siempre la equiparación social con otros actores que tiene el estado moderno.

En el caso del Ecuador, el Pueblo Kichwa se encuentra en la toda la región sierra, marcada por la cordillera de los andes y la cordillera occidental, agrupando a catorce pueblos[5]. Durante el último censo de Población y Vivienda del año 2010, la población indígena del país, es de 1.018.176 personas, esto corresponde al 7,03% del total de la población del país[6], de ese total 799.605 personas viven en la zona rural correspondiendo al 78.53%, y 218.571 personas en las zonas urbanas, correspondiente al 21.47%, del total de la población indígena.

Con respecto a la lengua originaria según registros del INEC[7], hablan un idioma indígena 115.256 personas, de este total, corresponde a la lengua Kichwa 105.436 personas. Del mismo modo, se auto identifican como Kichwas 123.593personas.

Los datos que muestra el censo, tienen un contraste con la realidad que se vive con las comunidades indígenas y con otros estudios que se han hecho sobre la población indígena en el Ecuador, donde incluso la población indígena es superior al 40% de la población total del país y las migraciones campo ciudad han generado una presencia de indígenas en la ciudad sobre el 50% frente a la presencia en las comunidades rurales.

Brevemente con respecto a lo último expuesto se puede mirar como en la auto-identificación de la población, muchos indígenas por desprecio y vergüenza de pertenecer a un pueblo, se han auto-asumido como mestizos, población mayoritaria en el Ecuador. Lo lamentable de estos datos censales son que la planificación del estado ecuatoriano se fundamenta en que la población indígena es minoritaria y por lo tanto no tiene derecho a exigencias y muchos menos a políticas públicas en favor del Pueblo Kichwa, causando un mayor desprecio por la identidad de ser indio o Kichwa.

Estas consecuencias se expresan actualmente en las diferentes decisiones que ha tomado el gobierno de Rafael Correa con relación al histórico movimiento indígena representado en la CONAIE[8], las continuas muestras de desprestigio, racismo, negación, que parten del oficialismo están nuevamente siendo regadas en la población que niega su origen histórico.

La particularidad del Pueblo Kichwa ha sido la de agruparse de distintas maneras y en distintos lugares, la condición de organizarse ha sido determinante en la permanencia de la identidad y la exigencia de independencia, autonomía  y autodeterminación como Pueblo. La presencia de la lucha de las organizaciones indígenas con presencia de la lengua Kichwa, lograron importantes reconocimientos de la oficialidad, pese a estar ahora en su momento más crítico en todos los niveles de lucha; lingüístico, cultural, político[9], e incluso un espacio físico, sede de la CONAIE, en donde la organización y el encuentro de todos los pueblos era constante.

Si bien la permanencia histórica del Pueblo Kichwa está dentro de las comunidades rurales, los procesos migratorios han conformado comunidades “urbanas” dentro de las ciudades, en donde el contexto de la ciudad absorbe muchos elementos culturales del Pueblo Kichwa y los reemplaza por la cultura de poder, el primer afectado en esta compleja batalla es la lengua.

Así mismo existen procesos de asimilación e interacción cultural, en donde las nuevas generaciones kichwas experimentan y viven proceso culturales propios de la ciudad sin dejar de reconocer como primer elemento cultural a su origen histórico Kichwa. Esto sin duda es una oportunidad que debe ser vista como una estrategia a utilizar para la consecución de un prestigio y estatus de la lengua dentro de las ciudades.

La migración campo-ciudad.
Uno de los problemas globales evidentes del actual siglo son los desplazamientos campo-ciudad. Este problema no es solo visible o característico en el Ecuador o América Latina, sino un problema de escala mundial según diversos estudios.  La población que se asienta dentro de las ciudades es mayor a la que se asienta dentro del campo. Según estudios de The Economist[10], y la publicación THE ENDELESS CITY[11], en el año 2007 se superó el umbral de personas que viven en la ciudad con respecto al campo.[12]

En el Ecuador las condiciones de calidad de vida; educación, salud e incluso infraestructura como energía eléctrica, agua potable, alcantarillado, son mejores en la ciudad antes que en el campo, los bajos ingresos económicos en el campo y el carente apoyo a la agricultura principal fuente económica en el campo,  acelera indígenas hacia las urbes.

Las ciudades de Quito y Guayaquil[13], como principales centro económicos y políticos son los lugares de mayor presencia migrante, el progreso de estas se logra gracias a los grupos humanos indígenas migrantes, quienes han pasado a ocupar trabajos de obreros de la construcción, vendedores ambulantes, empleadas domésticas, artesanos, que producen para el privilegio de las clases alta y media. Sin duda esto explica la significativa transformación de la estructura demográfica en el campo durante la última década.[14]

Dentro de los procesos migratorios con el traslado de las personas también se producen el de los elementos materiales e inmateriales de la cultura junto con la lengua, al llegar a la ciudad estos son puestos en evidencia de uso y al no gozar de prestigio con relación a cultura y lengua oficiales, se empieza a perder su vitalidad. La migración acelera la pérdida de la identidad, el desuso de la lengua, la inexistencia del territorio propio, y el racismo, crean el auto-desprecio, y la negación de pertenencia y orgullo de ser un Pueblo Originario.

Para los fines del presente texto  nos centraremos en solo dos elementos abordados, la lengua y el territorio, la primera por ser elemento de transmisión y expresión de todo un conjunto de pensamiento, sentimiento, filosofía, visión de vida y la segunda por ser el lugar físico de construcción permanente de la cultura a través de la lengua.

La migración en el Ecuador no es un fenómeno nuevo, sin duda se ha acelerado en el último periodo histórico, las primeras migraciones han logrado conservar la lengua al venir con ella desde sus comunidades, sin embargo las nuevas generaciones nacidas dentro de la ciudad no están recibiendo la transmisión familiar al no ser el Kichwa la lengua de funciones de uso. El uso del Kichwa empieza a perder hegemonía dentro de las familias, lo que profundiza más su perdida.

Un punto particular a anotar. Dentro de los proceso migratorios existe un porcentaje mínimo de indígenas en edad joven quienes han tenido la posibilidad de acceder a un sistema de educación y quienes reafirman el orgullo de pertenecer a un pueblo originario, este grupo aunque mínimo son una posibilidad de trabajo para generar una conciencia lingüística de pertenencia e influenciar en otros grupos.  Sin embargo una debilidad que tienen muchos de estos jóvenes es el desconocimiento de la lengua, pero al mismo tiempo su motivación en recuperarla.

RunaShimi, lengua Kichwa.
 La lengua no solo es un instrumento de comunicación, sino también de trasmisión de pensamiento, sentimiento, de visión cósmica, de vida, en el caso del pueblo Kichwa, la lengua permitió y sigue permitiendo una visión comunitaria de mirar la vida, basado en el respeto a la Pachamama, madre de todo el universo. Ahora, este pensamiento se puede sintetizar en el  Ayllu Sumak Kawsay.[15]

 El Kichwa al igual que las demás lenguas del mundo hizo posible el desarrollo de las ideas, la construcción de edificaciones, las instituciones. El Kichwa fue un idioma de funciones, desde la familiar hasta los niveles administrativos del estado Inka. La lengua sin duda es la puerta de acceso al conocimiento Kichwa, por lo tanto su pérdida  abarca también la pérdida de su pensamiento.

Con relación a los elementos de escritura haremos referencia al Kichwa en el Ecuador, donde se ha logrado a través de KAMAK[16], la estandarización del alfabeto, tomaremos un texto de Gonzalo Díaz Cajas, que expone el alfabeto unificado.

Kunan pachakunapika, tukuylla Ecuador Mamallaktapi kawsak runakunami, kichwa shimita ashtawan sinchiyachinkapak Dirección Nacional de Educación Intercultural Bilingüe DINEIB ukuta wiñachishkanchik, ñukanchik runa llaktakunapak shimikunata, Yachanawasi ukukunapi yachachishpa, shinallata riksichishpa katina yuyaywan; chaymantami kunan pachapika, kichwa shimipa killkakunataka chunka pusakta (18) charinchik; chay killkakunata kay pankapi riksishunchik:[17]

 Kichwa Shimipa Killkakuna.

 Uyaywakuna (vocales). a – i – u

Uyantinkuna (Consonantes). ch – h – k – l – ll – m – n – ñ – p – r – s – sh – t – ts – w – y – z –zh.

SHINAMI KILLKA KATINA KAPANCHIK (Se debe leer el alfabeto, así).

a – cha – i – ha – ka – la – lla – ma – na – ña– pa – ra – sa – sha – ta – tsa – u – wa – ya – za.

 El alfabeto unificado fue creado en el año 1997 por una comisión que determino la existencia de 18 grafías para el kichwa y dos variables <ts, z y zh> para las variables prekichwas, ratificado en el año 2003 por la Academia de la Lengua Kichwa.

Con respecto a los dialectos se divide en dos grandes dialectos el kichwa de la sierra y el kichwa amazónico, teniendo tres subdivisiones en la sierra; sierra norte (otavalo, karanki, pasto, kitu kara, Natawila, kayampi), sierra centro (puruway, panzaleo, kisapincha, waranka) y sierra sur (kañari, Saraguru, palta)[18]. Sin embargo las distancias lingüísticas dialectales son muy cortas, lo que hace que la comunicación sea muy posible en todos los dialectos.

Señalaremos además que este alfabeto incentivado en su creación por la DINEIB (Dirección Nacional de Educación Bilingüe), encargada de todo el sistema educativo de los pueblos originarios no tuvo la capacidad de socializar e incentivar su uso, teniendo ahora un porcentaje mínimo de escritores y lectores en idioma originario.

Esta carencia parecería evolucionar dentro de los hablantes kichwas, puesto que el Kichwa sigue siendo visto como un elemento arcaico del folklor ecuatoriano, y la lengua y cultura de poder se imponen sobre ella, además se mira  al Kichwa como incapaz de expresar conceptos modernos, crea una sensación de rechazo a la lengua originaria e incluso una des-territorialización, y un auto-marginamiento, no queriendo mostrarnos como somos, ante la realidad de la ciudad.

El Territorio – LLAKTA (Espacio-Tiempo), lugar de concreción de las lenguas.
Cuando se habla de lengua se pude hacer referencia a lo abstracto como percepción y a lo concreto como uso, que por la falta de motivación (conciencia en la lengua), no se han articulado. Lo que debemos producirse es; no conciencia de la lengua, sino conciencia en la lengua. Abstracto-Concreto, Individuo-Comunidad, no son antagónicos, son opuestos complementarios generados por un tercer elemento de relación, la motivación que participa en los dos, y no pertenece a ninguno.[19]

En el marco arriba citado, cuando se habla de territorio, se acostumbra a entender como unidades administrativas[20], y no como espacios en donde el idioma toma cuerpo concreto y pasa a tener vida. Bajo esta perspectiva es necesario crear territorios hegemónicos de uso de lengua kichwa, crear unidades locales lingüísticas[21], luego, de la composición de unidades lingüísticas locales, sumando cada una de ellas, tendremos el territorio lingüístico.[22]

En el ámbito territorial, donde las funciones de la lengua están presentes (comunicación, administración, educación, etc…), estas se reflejan de igual modo en las unidades locales, existe una correspondencia entre lo que pasa en el territorio y lo que pasa en las unidades locales, por tanto hay una correspondencia entre los tipos de situaciones lingüísticas y los tipos posibles de localidades lingüísticas.

Cabe en este punto indicar, que lo anterior descrito no pasa de estar dentro del ámbito teórico, como una posibilidad de crear una estrategia que sea el camino para cumplir con el objetivo de tener un Espacio Hegemónico de Lengua Kichwa, aclaramos esto, porque la situación actual de la lengua en la mayoría de comunidades lingüísticas oprimidas, no son el reflejo de lo que pasas a nivel de estado, es decir, por un lado tenemos un estado que controla el territorio lingüístico a través de la lengua oficial en los niveles de (comunicación, administración, educación…) y por otro tenemos la realidad de las unidades locales lingüísticas en donde el Kichwa apenas es utilizado.

La complejidad del proceso de sustitución de la lengua minorizada por la lengua de poder, hace necesaria la propuesta de revitalización de la lengua, según lo último anotado, la creación de unidades locales lingüísticas, son la presencia de lo que nos atrevemos a mencionar como ESPACIOS HEGEMÓNICOS DE USO DE LENGUA KICHWA, sin duda saldrán al frente muchas voces que miren en la presente idea una intención de imposición, nosotros contestamos con convicción, es un trabajo de REPOSICIÓN HISTÓRICA.

La Propuesta es crear  ESPACIOS HEGEMÓNICOS DE USO DE LENGUA KICHWA, a este análisis debemos necesariamente introducir conceptos de condición socioeconómica del lugar a trabajar, sobre todo por los niveles de violencia, delincuencia, marginalidad, necesitamos no apartar estos elementos de la realidad, entender la realidad de una manera Integral.

Tampoco pretendemos apartar conceptos políticos históricos, expresados en este último tiempo en luchas por la Plurinacionalidad e Interculturalidad. Somos conscientes del momento político que atraviesa el Movimiento Indígena, en especial la CONAIE, sin embargo queremos reiterar una idea por demás conocida y a veces olvidada, el trabajo en las Comunidades de Base, en donde la cultura, la lengua, la cosmovisión, la filosofía, siguen vivas. Ahora también presente en las ciudades. A trabajar en ellas.

Comunidad que como decía un amigo nuestro, Monseñor Leónidas Proaño; […]la comunidad es un conjunto de personas que se intercomunican, que interactúan en una acción cooperativa y no competitiva, con miras a conseguir un objetivo común.[…]

NOTAS DE PÁGINA

[1] Funciones de uso debe entenderse en el contexto de relación permanente dentro de la ciudad, en las escuelas, en las tiendas, en las oficinas, en el transporte público, etc., la lengua con la que se comunican las personas es el castellano.
[2] Constitución de la República 2008. Artículo 2 […] El castellano es el idioma oficial del Ecuador, el castellano, el Kichwa y el shuar son idiomas oficiales de relación Intercultural. Los demás idiomas ancestrales son de uso oficial para los pueblos indígenas en las zonas donde habitan y en los términos que fija la ley. El estado respetará y estimulara su conservación […]. Esta situación aparente de bienestar para las lenguas originarias no han significado ningún avance.
[3] Diglosia: Distorsión política social del poder lingüístico, cuando una lengua no puede alcanzar los niveles nacionales y solo queda en los niveles locales, es dominada por la lengua de poder.
[4]. Almeida, I. (1999). Historia del Pueblo Quechua. Quito: Abrapalabra Ediciones. Pag.10
[5] Otavalus, Panzaleus, Kisapinchas, Natabwila, Kayampi, Chibuleu, Waranka, Puruway, Kañari, Palta, Saraguru, Pasto, Karanki, Kitu Kara.
[6] La población total del Ecuador, actualmente es de 15.883.467 habitantes, registro del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo.
[7] Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos. Censo de Población y Vivienda 2010.
[8] CONAIE; Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. El presente texto aborda solamente una contextualización de la lengua Kichwa y el Pueblo Kichwa, representando en la CONAIE.
[9] En el año 1988, como reconocimiento a la lucha del movimiento indígena se crea la Dirección Nacional de Educación Bilingüe, sistema educativo que si bien no resolvió aún el problema de la lengua, se convirtió en una posibilidad autónoma de organización de las nacionalidades originarias del Ecuador. Actualmente el sistema bilingüe fue arrebatado por el gobierno nacional, y lo que fue un sistema autónomo de educación, hoy es una oficina dentro del ministerio de educación del estado ecuatoriano.
[10] Publicación semanal británica que habla de relaciones internacionales y economía.
[11] Libro editado por Ricky Burdett y Deyan Sudjic, ha recogido información a lo largo de una serie de conferencias y estudios en las más representativas ciudades del mundo para comprender los fenómenos del explosivo crecimiento urbano.
[12] Los datos muestran que: en 1900, el 10% de la población mundial vivía en las ciudades, en 2007, el 50% de la población mundial vivía en las ciudades, en 2050, el 75% de la población mundial vivirá en las ciudades.
[13] Quito (región sierra), capital política del Ecuador y Guayaquil (región costa), capital económica.
[14] León Siza M. (2013). Espacio Temporal de Alojamiento para migrantes indígenas en el sur de Quito. (Tesis de Grado inédita). Facultad de Arquitectura y Urbanismo. Universidad Central del Ecuador.
[15] Ayllu Sumak Kawsay (vivir a gusto) termino propuesto por la Filóloga Ileana Almeida. Añadimos nosotros, una forma de vida comunitaria y armónica, un estar bien en TINKUNAKUY (relacionalidad), TINKUY (complementariedad,) YANANTIN (vínculo-correspondencia) RANTI RANTI (reciprocidad).
[16] “Kichwa Amawta Kamachik” KAMAK, (Academia de la Lengua Kichwa/ALKI), creada por la Dirección Nacional de Educación Intercultural Bilingüe, DINEIB, en el año 2003.
[17] Diaz Cajas G. (2008). Kichwa Runa Llaktakunapak Ñawpa Rimaykuna. Yanapakkuna – Iluman uyachik antapi llamkakkuna.
[18] Centro de Investigación Multidisciplinario Kichwa Estudio – UNE. (2013) Módulo de Capacitación Kichwa Básico. Quito.
[19] Sánchez Carrión J.M.(1999). Márgenes de Encuentro Bilbao y el Euskara. Aplicación Sociolingüistica de la Territorialidad. (1º.Edición). Bilbao. Ayuntamiento, p.p. 126
[20] En el Ecuador las unidades administrativas políticas del estado son: Junta Parroquial (parroquias), Municipio (ciudad), Gobierno Autónomo Descentralizado Provincial (provincias), Coordinación Zonal (Conjunto de provincias), Estado (todo el territorio ecuatoriano).
[21] Idea Propuesta por José María Sánchez Carrión, filósofo euskaldun.
[22] Sánchez Carrión J.M.(1999). Márgenes de Encuentro Bilbao y el Euskara. Aplicación Sociolingüistica de la Territorialidad. (1º.Edición). Bilbao. Ayuntamiento., p.p. 128.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s